0
Cuidado de joyas
Vidal & Vidal

Cuidado de tus joyas Vidal & Vidal

Tengas una pieza de plata o metal bañado, con perlas, piedras o circonitas engarzadas, un buen cuidado de tus joyas las mantendrá siempre brillantes y en buen estado.

Nuestras joyas son sometidas a un tratamiento antioxidante que evita que ennegrezcan con facilidad. Sin embargo, si te duchas, bañas o nadas con ellas te aconsejamos secar tus joyas antes de guardarlas, así como mantenerlas en joyeros recubiertos por dentro con tela o cajas con fondo de algodón. Así evitarás su contacto con la humedad, principal motivo por el cual pueden ennegrecer.

Evita guardar piezas juntas para que no se rayen. Puedes limpiar tus piezas con franela y un poco de jabón neutro, evitando siempre el contacto con lejías o productos químicos agresivos. Para joyas chapadas en Oro, una mezcla de agua y jabón de manos ayudarán a que la pieza recupere su brillo. Sumérgelas en esa mezcla durante media hora.

Si tu pieza tiene perlas, evita su contacto con sales o cloro, así como agentes irritantes como cosméticos, sudor, perfumes o laca. Agua purificada es la mejor opción si te gustaría limpiarlas.

Para saber más no dudes en preguntar a nuestro equipo en tiendas, o contacta con nosotros vía redes sociales, te podremos asesorar para el mejor cuidado de tu joya.